Retirarán 840 mil automóviles Mercedes-Benz y camionetas Daimler en EE.UU. por airbags defectuosos

Daimler reconoció “posibles defectos” que presentarían los airbags de los automóviles Mercedes-Benz y camionetas Daimler que circulan en Estados Unidos, según señala un comunicado en el que se calcula en US$ 383.75 millones el costo de la operación.

(AFP) El constructor alemán Daimler, empresa madre de Mercedes-Benz, anunció este martes el retiro del mercado de Estados Unidos de unos 840 mil vehículos que podrían estar equipados con airbags defectuosos de la compañía japonesa Takata, en la base de un vasto escándalo mundial.

El grupo retirará unos 705 mil automóviles Mercedes-Benz y 136 mil camionetas Daimler luego de haber sido informado por la Agencia de Seguridad Vial de Estados Unidos (NHTSA) sobre “posibles defectos” que presentarían los airbags, según señala un comunicado en el que se calcula en 340 millones de euros (US$ 383.75 millones) el costo de la operación.

Un total de 24 millones de vehículos serían retirados del mercado estadounidense en razón del peligro planteado por algunos airbags Takata, que pueden explotar incluso en caso de choques menores y proyectar fragmentos sobre el conductor o su acompañante.

Diez muertes, nueve de ellas en Estados Unidos, fueron imputadas hasta ahora a esta grave avería técnica cuya causa principal no ha sido aún determinada con precisión por las autoridades estadounidenses.

A comienzos de noviembre, Takata fue sancionada con una multa sin precedentes de US$ 200 millones en Estados Unidos, US$ 130 millones de ellos en suspenso, y se comprometió a tomar varias medidas para modificar sus prácticas.